Cuando das lo mejor de ti…

Solo debes rendir cuentas ante ti mismo. Los resultados, ventas etc… pueden ir mejor o peor pero tú decides qué tipo de trabajo das cada día, como te esfuerzas etc…

Si das el límite y lo mejor de ti nadie te podrá alcanzar.

Si trabajas poco o a medio gas entonces si que dejarás la puerta abierta para que alguien entre y pueda juzgar tu trabajo.

Debes de dejar de pensar en el corto plazo. El trabajo y sobretodo el comercial es como ser corredor de maratón o ultradistancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *